Mafia 2 (PC Review / Multi)

9 10 2010

Efectivamente, hace ya algún tiempito desde que Mafia 2 invadió los sistemas next-gen y el PC. Las prisas por analizar el título han acabado en un desastroso latigazo por culpa del hype, ese que rara vez comparto. No babeé ante los trailers, de hecho intenté no verlos, tan sólo un par de cortos minitrailers, uno de cgi y otro de gameplay. No quise saber prácticamente nada del juego hasta que estuviera bien tostado, listo para sacar del horno. No quise probar bocado hasta tenerlo en mis manos, y así lo disfruté.

Y también, sep! me he tomado un tiempo sin hacer reviews ni previews. En parte por falta de tiempo, pero a veces simplemente la desgana es la culpable de que no me ponga a clasificar (o desclasificar si es menester) lo último en el sector. Un tiempo después, con el título bien mascado, paso a analizar sin prejuicios ni esperanzas excesivas. Vamos a lo que vamos.

Me parece prohibitivo seguir haciendo comparaciones de títulos de hace varios años con los ahora. Tienen un valor sentimental y melancólico que no se puede alcanzar fácilmente. Es muy difícil hacer un Beyond Good and Evil, un Monkey 2 o un Ico. Muy, muy difícil llegar a ese nivel de obra maestra de los videojuegos. Comparar Mafia 2 con Mafia 1 es comprar El Padrino con Uno de los nuestros.

Efectivamente, Mafia 2, el título lo dice todo, la continuación. Nada más lejos. Tan distante como dos historias de Sin City o el Batman de Burton y el de Nolan. Se parece, trata el mismo tema, pero no lo intentan calcar. Yo no quería otro Mafia, ya tuve bastantes horas, ya me empapé de aquella historia. No quería más, y no lo esperaba, como sí han hecho muchos jugadores que ahora se sienten decepcionados. Luego están, y estos me alucinan, los que esperaban un GTA. Misiones secundarias, 50 horas de juego, y poder jugar al billar y a los bolos. Francamente, Mafia 2 es cine. Es puro y duro cine de mafia italoamericana, dura, enormemente bien escrita, dirigida, orquestada e incluso actuada (caso a parte el cast de voces en castellano, que se aleja de lo que yo particularmente habría elegido considerando al ver el elenco de dobladores del que disponían). Mafia 2 es una historia lineal (¿eso es malo? ¿por qué?), detalladamente secuenciada y lo hace todo con soltura.

Sus gráficos son excepcionales, por encima de todo en la versión PC con Physx activado (el sistema de telas quita el hipo; cristales, partículas tales como trozos de madera que saltan a disparar a cajas y se quedan en el escenario aún reaccionando a física. Cristales que saltan al reventar la luna de un coche y caen rebotando por el capot y el techo del coche. La animación, el diseño de personajes, vestuario, comportamiento de los vehículos (y destrozo de los mismos), iluminación… eso sí, en la versión de PC pueden hacer falta para los equipos medios (e incluso no tan medios) pequeños tweaks para mejorar el framerate, puesto que las físicas saturan la memoria de video y provocan stuttering a saco, pero se soluciona tras un par de pruebas.

La banda sonora, si bien no me ha calado especialmente, escuchada por separado es realmente buena. Las escenas más moviditas están perfectamente acompañadas, pero los momentos más relajados podrían venir acompañados de diferentes arreglos del tema principal, en lugar de dejar tanto sitio al silencio. Es algo muy complicado de utilizar, pero puede resultar muy útil, como ya lo hacen otros juegos. Que caminemos tranquilamente no es razón para prescindir del acompañamiento musical.

El sistema de coberturas, conducción y apuntado funciona como puedas esperar, y se aleja de irregularidades como las sufridas en títulos como Kane & Lynch 2 (y a ese todavía le han ido clavando ochos en muchos sitios) o en determinadas situaciones en Splinter Cell: Conviction. Funciona suave y efectivamente en todo el transcurso. Nada que objetar jugablemente. No obstante, hay varios analistas y jugones que dicen sentirse más conductores que jugadores, puesto que la mayoría del tiempo conducimos. Evidentemente, no recuerdan el primer Mafia con claridad. Por supuesto que se conduce la mayoría del tiempo y si no te gusta el “rollo” de conducir, “estrujar” los vehículos que te encuentres y escapar de la policía en un descapotable atravesando un gigantesco puente en dirección contraria, amigo, éste obviamente no es tu juego. Tú lo que necesitas es Just Cause 2 (qué grande ese juego!). No obstante, ésto tan sólo es así, como en casi cualquier juego de este tipo (aunque de calidad no hay gran cosa), hasta que llegamos a las misiones, donde Mafia 2 da lo mejor de sí. Sus misiones son variadas, sorprendentes, perfectamente diseñadas, motivadoras, y se apoyan en la historia sobremanera, al no tener que distraerse con parafernalias secundarias o personajes inocuos que deshagan la línea principal. No se arriesga, ni lo pretende.

Debo mencionar, inevitablemente, que no conducimos por vías oscuras, vacías y aburridas. La ciudad de Empire Bay está tan viva desde el primer momento que a los 10 segundos estás metido dentro del juego, atrapado en sus emisoras de radio (ojo al repertorio de canciones cuando pones la radio en el coche). La gente resbala con la nieve, espera para cruzar, leen el periódico, compran algo para comer, hablan entre ellos… todo con una naturalidad encomiable. Como digo, si eres fan de la época y su ambientación, vas a alucinar… mucho.

En cualquier caso, el gran “pero” de este juego es su naturaleza, nacido para un solo jugador. No se ha planteado ninguna opción en red, que a mí personalmente no me afecta porque raro es que juegue en multijugador. Me gustan las historias, que mis acciones (salvo en juegos de acción ultra-explícita arcade) estén respaldadas por un guión, unas motivaciones, un mínimo paralelismo con el personaje al que doy vida. Pero es una opinión personal, que para el resto de jugadores que no compartan mi opinión personal, les sonará a falta imperdonable. A mí no me sabe a mucho una guerra de “bandas” en mitad de la ciudad, pero lo respeto, un juego vale lo que vale y aunque no suelo mencionarlo porque no tiene mucho que ver con el trabajo de los desarrolladores, si te dejas 60 o 70 atunes en un juego, más le vale venir completito.

La otra notable falta es la interactividad con el entorno (físicamente, no quiero decir las reacciones y situaciones de una ciudad con una vida propia solo vista en GTA IV), que no va más allá de comprar o atracar un puñado de comercios o robar automóviles y aplastarlos para ganar algo de dinero. Habría estado bien tener varias tiendas de ropa aunque fuera, o más formas de ganar dinero con pequeños trabajos, no necesariamente ligados al guión principal. Hubiera bastado con pequeñas submisiones alternativas, pero con con las que pudiéramos ganar más dinero para profundizar, quizá, en el tema de los automóviles, en los que pasamos una gran parte del tiempo (en todos estos juegos te toman por un chófer!). Sin embargo, si se hubieran podido adquirir, por ejemplo, más viviendas, la historia se habría hecho añicos. La vida y la condición del personaje están limitadas por la historia, y de forma totalmente lógica, pero ese “pellizco” extra que pudiéramos ganar con pequeños trabajos para conseguir, no una casa, ni un bazooka que rompiera todo el encanto, pero sí más y más atuendos, mobiliario para la casa, más mejoras para los coches o vehículos exclusivos que no se pudieran encontrar rodando por la ciudad.

Como ya digo, Mafia 2 no va de eso, pero puestos a pedir no habría estado de más. Eso sí, su actitud lineal y su particular subgénero lo convierte en un juego de una calidad elevadísima. No es fácil encontrar una película hecha videojuego, un guión tan bueno y tan válido para transportar a otros medios como el cine o la televisión. Sus personajes gozan de un peso excepcional. El protagonista y su inestimable compañero de andanzas marcan el ritmo de una historia de mafiosos que, si bien no rompe moldes en el género de la mafia, sí hace un trabajo encomiable respetándolo y haciendo con él lo que pocos podrían.

Eso sí, el final del juego que evidentemente no voy a revelar no es del gusto de todos (del mío, no desde luego). Ese momento sí que hace recordar la apoteósica escena final del primer Mafia, y ahí sí que comparando éste pierde razonablemente. Ya digo, hay gente que le gusta mucho. A mí me parece un tajo excesivamente… tajante, valga la redundancia.

Así que si sois de un gusto parecido al mío, esto es; encontráis en los personajes “malos” algo que los grandes héroes no tienen, os atraen las historias de traición, violencia, justicia (con comillas), personajes enormes y realistas, tiroteos espectaculares y no os preocupa que no sea un GTA, ni se os ocurra perderos este título.

Puntuación: 9

PD: Ojito a la última captura. Planaco.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: