Just Cause 2 (PC Review)

17 04 2010

El sandbox es uno de esos géneros que pueden dar lo mejor y lo peor de sí mismos. GTA es el máximo exponente del género por méritos propios. Con su numéricamente cuarta entrega llegaron al olimpo del videojuego dejando todo un camino por el que deberían más desarrolladores a la hora de ofrecer al jugador un buen puñado de posibilidades a la hora de decidir en qué orden y cómo hacer frente al juego. Sin embargo, esta libertad ha servido también para hacer algunas cagadas que ni siquiera mencionaré aquí, cual lenguaje de Sauron. Vamos a quedarnos con la parte positiva.

Si yo, personalmente, tuviera que pedirle a un sandbox cosas, estas sin ninguna duda serían: posibilidades para moverme por el mapa (ODIO pasearme un terreno gigante sin encontrar un solo coche), un control a la altura de los mejores juegos de acción en tercera persona (no todo es libre albedrío, hace falta tener control como en los mejores shooters en tercera), una buena variedad de vehículos y armas (imprescindible para mí) y una buena historia para sostener el conjunto, y no perder de vista el objetivo.

Dejemos las cosas claras, cuando el primer Just Cause salió ni siquiera le dí una oportunidad. Había quien decía que se trataba de una interesante alternativa en el género, que era divertido sin muchas pretensiones… no me atrajo, francamente. Las reviews que encontré no me merecían mucha más atención y la verdad, pasó desapercibido ante mis ojos. Pero cuando los primeros videos de gameplay de este Just Cause 2 empezaron a asaltar la red con su cañera y original propuesta, eso ya fue otro cantar. Me quedé con los ojos clavados en una GRAN solución para muchas de las contras que pueden arruinar un título de este género.

El gancho, el versátil y fantástico gadget que nuestro protagonista lleva desde el principio del juego, se convierte en un icono, una de las armas más divertidas de usar y sin ninguna duda un bien necesario dentro del contexto en el que se mueve el juego. Gracias a él, podemos anclarlo en cualquier punto a una distancia bastante significativa y propulsarnos hasta el objetivo a toda velocidad. O podemos enganchar a un enemigo desde lo alto de una torre y tirarlo hacia nosotros con fuerza para que caiga al suelo. Pero lo más divertido que se puede hacer es atar dos cosas. Por ejemplo, un hombre al techo, una moto a una bombona de gas a propulsión…. un coche a un avión… muchas cosas.

Una de las primeras escenas del juego nos pone en el techo de un vehículo, cosa que podemos hacer como si no costara con un simple botón, intentando detener en una fulgurante y bestial persecución a nuestros enemigos que intentan acabar con nosotros mientras nuestro compañero de misión conduce por un entramado selvático sin soltar el acelerador. Disparar a las ruedas y ver como el coche pierde en control y, tras varias vueltas de campana, acaba explotando creando una onda expansiva que mueve los árboles y desplaza los demás vehículos que pasen por su lado… es algo MUY espectacular. Pero es sólo una mínima parte de lo que puede hacerse. A la altura de un puente, seguimos la persecución y pensamos: ¿¿y si atamos el coche y un lateral del puente?? Prueba, no hay problema, el coche se frena en seco saltando pos los aires hacia el lateral del puente. Soltamos el gancho, y… ;)

Son tantas las posibilidades que, sujetas a la gran física Havoc de la que hace gala, nos hace disfrutar de mil y una situaciones gloriosas y de espectacularidad imposibles, como nunca he visto antes en un videojuego. En serio, es para verlo. En su máxima configuración de gráficos, para mí, es lo nunca visto. La distancia de dibujo, el nivel de detalle, la vegetación, el comportamiento de los cuerpos y los vehículos, el extraordinario realismo de las explosiones (realismo no sé, pero peliculeras como pocas), todo está hecho para dejarte pegado a la silla con el mando en la mano y una gran sonrisa en el semblante.

Al gancho y nuestro arsenal de armas a una y dos manos, explosivos y mala leche (cuenta como arma, lo puedo jurar), está el parapente. Indispensable y, en combinación con el gancho y un poco de práctica, nuestra mejor vía de escape en casi cualquier situación. Imaginad ésto: nos tiramos desde el cielo, dejando el helicóptero donde vamos vacío, cuando estamos casi rozando el suelo abrimos el parapente y levantamos vuelo sobre una base. El helicóptero cae en mitad de ella y explota, generando una confusión y caos importantes.Los defensores del lugar no dudan en dispararnos, nos soltamos del paracaídas, lanzamos el gancho al techo de un edificio, y nos remolcamos rápidamente hasta esa nueva posición de ventaja. Unas granadas abajo, bajamos y la liamos, pero nos superan ampliamente en número y nuestra vida baja.

No hay problema!!! Lanzamos el gancho al propio suelo y rápidamente sacamos el parapente, nos elevamos rápidamente y utilizando el gancho contra las edificaciones nos movemos con velocidad esquivando los disparos, hasta caer tras un edificio, donde nos recuperamos y pensamos el siguiente movimiento.

Es una ínfima muestra. De entre las más grandes escenas pueden encontrarse enfrentamientos en helicóptero, en caza, fulgurantes luchas en coche pasando de un vehículo a otro de un salto, accidentes brutales, armamento pesado (probad a desanclar una ametralladora pesada de un lugar), voladura de enclaves enemigos a lo bestia, persecuciones en lanchas, escenas de francotirador, conducción con vehículos pesados, defensa, captura…

Probablemente se trate del sandbox más sencillo en historia y desarrollo, y sin embargo el más completo por su salvaje variedad en su oferta a la hora de completar las 200 misiones de las que dispone, e incluso de descubrir y conquistar el 100% de las regiones que componen los 1000 kilómetros cuadrados del juego. Salvaje.

Gráficamente no hay más que ver las capturas. Si dispones de una tarjeta NVIDIA y puedes activar los efectos Cuda, podremos disfrutar del mejor efecto de agua de cuantos juegos han aparecido, con un desenfoque espectacular de los fondos y un filtro que resalta los contrastes enormemente, todo en pos del espectáculo. La iluminación del juego es soberbia, absolutamente tremenda, y su efecto de paso de día-noche es de los mejores también.

Si todo este es TAN bueno, ¿qué impide al juego ser calificado de obra maestra? Pues como casi todos los grandes juegos de acción, el guión es poco menos que una basura. Hemos visto la misma temática sin funcionar 30.000 veces, sin ir más lejos en Farcry 2. Coger a un puñado de revolucionarios terroristas clónicos y ponerlos en mitad de una lucha por la libertad es algo muy muy muy fácil de hacer, y las conversaciones son de risa. Algo bueno tiene que tener al respecto, y son los comentarios del protagonista, al más puro estilo Serious Sam, aunque éste se resiste más a hacer comentarios, por lo que no tendremos demasiadas oportunidades de escucharle. Pero el tío macho tiene gracia.

Lo que menos me gusta, sin lugar a dudas, es el hecho de que al empezar una misión de facción, la animación SIEMPRE es la misma. Siempre aparece el coche y la lancha de turno, siempre de la misma forma, con las mismas animaciones. Sólo cambia lo que dicen, lo cual es horrible. ¿¡Os imagináis que cada misión de GTA tuviera la misma escena intermedia!? Es imperdonable que hayan puesto tan poco énfasis en ésto, que es de lo que beben los más grandes del género, como el mencionado GTA o el mítico Mafia.

Está claro que el juego ha sido diseñado para exponer sobremanera el concepto de espectáculo. El protagonista es un machoman, ya os digo, un superhéroe capaz de ventilarse sin nadie más 10 bases del tirón sin caer en el intento. Puede volar por los aires una estación de petróleo sin que le acaricie ni el aire, y luego robar una moto desde el aire, sin tocar el suelo. Es enormemente divertido, pero aquellos que busquen profundidad en la historia, o un desarrollo lleno de giros y una evolución sorprendente de los personajes, relaciones, y acontecimientos, que busquen en otro lado.

Este juego es para los amantes del arcade, del salvajismo, de ver despeñarse a dos tipos atados entre sí, cayendo por un acantilado, y tirarles un misil antes de que caigan. Es para eso, no busquéis más. Si lo que queréis es pura acción, y lo aceptáis como lo que es, os encontraréis el mejor sandbox de acción jamás habido. Un imprescindible en vuestra colección.

Nota: 9

Nota en Metacritic: 8,4


Acciones

Information

One response

18 04 2010
Trackback

Comentario…

[..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: