Mass Effect 2 (PC Review)

20 02 2010

Aquí os dejo mi review personal del que, de momento, es juego del año indiscutible =)

Presentación

Bioware se ha ganado a pulso su status de dios del rol entre la comunidad de jugones. Sus innovadoras y ejemplares ideas son llevadas a cabo con maestría y marcan un modelo a seguir para el resto de compañías, y no es de extrañar viendo los juegazos que desarrollan en sus oficinas. KOTOR, Dragon Age, Baldur’s Gate, Neverwinter Nights… todos son títulos ampliamente reconocidos por crítica y público, y cada uno prácticamente es “de su padre y de su madre”. Nada que ver la saga Mass Effect que estamos tratando con el rol clásico de Baldur’s o Dragon Age, y sin embargo la calidad sigue disparándose hasta cotas imposibles.

Mass Effect en su primera intervención, nos contó una compleja historia de ciencia ficción espacial en la que un intrépido humano llamado Shepard estaba destinado a cambiar el destino del universo. Suena pedante. No lo es, en absoluto. Una trama espectacular, con personajes carismáticos, misiones tremendas y el factor más importante del juego: las decisiones.

El juego nos permitía en tiempo real, con un sistema de diálogos que encadenaba las secuencias dialogadas con maestría, decidir casi contínuamente cuál sería nuestro camino, nuestra actitud. Nuestro futuro. Incluso nos permitía tallar nuestro pasado, así como nuestras especialidades, relaciones, inclinaciones entre el bien y el mal…

Cuando acababas Mass Effect tenías esa sensación tan complicada de conseguir por los desarrolladores de haber jugado a algo grande. De haber hecho cosas imposibles, de haber sido partícipes directos de una gigantesca trama espacial digna del cine. Es el “Mafia” del espacio, por así decirlo. Pero lo mejor del juego se lo reservaron, as oculto en la manga, para la llegada de su secuela, la cual paso a analizar, mucho más brevemente de lo que merece.

Historia

La importación de partida. Con ésto, nuestro personaje, su especialidad, y sus decisiones tomadas en aquel, tendrán repercusión directa (más o menos importante) en el transcurso del segundo juego. Las posibilidades que esto otorga a la hora de jugar son enormes, máxime si confirmo abiertamente que las posibilidades de elección en Mass Effect 2 son significativamente más amplias que en el primer Mass. La batalla se vuelve más cruenta, más peligrosa, y nuestras decisiones también. Habrá que andarse con cien ojos, y no nos será tan fácil distinguir las acciones de “Virtud” de las de “Rebeldía”. Empezaremos a tallar el personaje más a nuestra imagen y semejanza y descubriremos que ser concesivo no siempre es un acierto tan evidente, ni un acto de rebeldía el mayor de los errores. Los diálogos son mucho más afilados, y dejarnos llevar por la ira o por el exceso de bondad puede acabar con nuestro propio futuro.

Igualmente las relaciones entre los personajes harán mella en los resultados de la misión, y explotar al máximo las virtudes de nuestro personaje en las secciones de diálogo será vital para, en más de una ocasión, salir airoso de una situación apurada con nuestros propios camaradas. Los personajes son en realidad lo mejor del juego, y no habrá de pasar ni una hora para comprobarlo. No voy a desvelar qué viejas caras hacen acto de presencia, puesto que sería spoilear sin más. La historia se mueve en línea recta hacia el problema de los “recolectores”, pero hay tantas variantes y versiones de la misma que no podría asegurar si lo que yo he jugado será lo que os encontréis. Cada uno debe vivir su aventura por sí mismo, y a ser posible, con su partida del primer Mass Effect.

Gameplay

Es curioso que en el punto donde se ha puesto menos interés en mejor, sea la propia jugabilidad. No poder asignar botones a las armas, teniendo que rotarlas con la rueda del ratón o teniendo que seleccionarlas desde un menú es un profundo contrapunto frente a la majestuosidad del interfaz, sencillo, informativo, y discreto. No se entiende poder “bindear” todas las habilidades, incluso las de los compañeros, y no poder cambiar de pistola a escopeta con una tecla. Seguramente esta queja sea fruto de la vaguería, pero no soy el único que lo ha visto un impedimento a su forma de jugar habitual en PC, y parece una cutrada venida del mundo consolero. Extraño.

Quitando eso y algunos pequeños atascos en “piedras invisibles” en algunas misiones, y alguna tontada más, nos queda un calco del anterior. No lo han pulido gran cosa, pero sigue siendo funcional y efectivo.

Han añadido sabiamente un ínfimo (gracias a dios) quick time event de esos que tanto me gustaban de pequeño y tanto odio ahora, que nos permitirá intervenir en ciertas escenas, bien por el lado de la virtud (indicado claramente con un color azul) o bien con un acto de rebeldía o supuesta maldad (naranja-rojo). Dejar que la escena transcurra sin intervenir devengará en resultados bien distintos, y no tendremos mucho tiempo para decidir. Sin embargo, en los diálogos, tendremos todo el tiempo del mundo para elegir lo que decir sin importar la importancia o urgencia de la situación. Podemos estar en una situación límite e irnos a hacer un bocata dejando con la palabra en la boca al héroe Shephard.

Conseguir misiones secundarias, algo que en el primer Mass Effect ocurría contínuamente casi sin buscar nada, ahora se ha convertido en algo más complicado, más que nada porque la duración del juego se ha reducido hasta las 20-30 horas. 20 jugando a un ritmo considerable, y 30 para los exploradores y exprimidores de juegos. Los roleros que quieran explotar hasta lo último en el juego se verán ligeramente decepcionados con este recorte de horas de juego, si bien es cierto que es algo de lo que nos podemos quejar únicamente en un par de géneros. Si los juegos de acción duraran 30 horas…

Sin embargo, las misiones son bastante más interesantes, mucho más relacionadas con los personajes principales, y bastante más duras de lo que recuerdo en aquella primera incursión en el vasto universo. La principal es una obra maestra con todas las letras. El final, sea cual sea el que obtengamos, una salvajada como pocas he visto. Es verdaderamente importante saber que existen posibilidades de perder, según nuestras elecciones durante el juego, TODOS LOS PERSONAJES. Todos pueden morir. Y digo TODOS.

Ya durante ciertas pantallas de carga se nos harán advertencias acerca de la importancia de elegir bien nuestras acciones, puesto que la partida podrá exportarse al cierre de la trilogía, Mass Effect 3, cuando éste llegue al mercado entre 2010 y 2011 (según información de hoy día). No desvelaré lo que ocurre si no conseguimos finalizar vivor Mass Effect 2, pero una vez acabéis vuestra aventura, os animo a buscar algún video con el otro final. Es absolutamente tremendo.

Tecnología

Si algo llama la atención poderosamente es el gran aumento de calidad gráfica que el juego demuestra a cada momento. Las texturas (salvo algunas horrendas pero perdonables), la geometría, la luz, los gestos, la espectacularidad de cada momento. Todos los apartados gráficos han subido a un nuevo nivel. Nada nuevo con respecto a otros títulos, pero más que suficiente para hacernos creer que realmente estamos viendo lo que estamos mirando, lo cual es muy complicado de conseguir. Observar el juego a 1920×1200 con filtros corriendo a 60 frames por segundo es un deleite absoluto en las escenas animadas y rápidas. De entre todas las cualidades del acabado, me quedo sin ninguna duda con las sombras ultra-suavizadas que le dan a los personajes en particular un aspecto infinitamente superior al anterior juego. Las sombras son tan importantes como las luces, y los diseñadores lo saben, y lo han aplicado a las mil maravillas.

La banda sonora es contundente, un buen trabajo liderado por Jack Wall, en perfecta simbiosis con el resto de apartados, y acentuando cada momento con gran acierto. Sin embargo, le falta quizá una melodía principal con más fuerza, algo que tampoco se ve demasiado en los videojuegos con contadas excepciones. No obstante, es “de las buenas”, podéis estar seguros, e incluso la BSO se vende por separado para que podáis disfrutara off-the-game que dirían los yankis.

El sonido presenta efectos de oclusión de sonido, una selección acorde con las pretensiones de la ambientación (toma ya), y sobre todo un trabajo de doblaje (en inglés, eso sí) de un nivel supremo, que termina de redondear un apartado excelente. Contemplar ciertas escenas con el virtuosismo gráfico del engine mientras los personajazos consiguen tirar tus nervios al suelo y pisotearlos de una forma tan creíble que duele, es una experiencia que se realza todo gracias al enorme apartado visual y sonoro del que hace gala. Impecable y ejemplar. Y sobre todo, lleno, llenísimo de detalles que te hacen pensar que realmente estás ahí.

Conclusión

Cuando un juego de enorme calidad como fue el primer Mass Effect sale al mercado, uno dice: se ha superado una gran barrera, este juego es único. Pero en ese momento no cabe imaginar cuánto se podría mejorar cada uno de los apartados del juego para hacerlo aún mejor. Cuando contemplas el resultado de Mass Effect 2 te das cuenta de que en Bioware juegan, definitivamente, en una categoría distinta. Tienen un concepto muy personal de lo que un videojuego debe ofrecer al jugador. Más allá de las cinemáticas. Más allá de sus gráficos y su ambientación. Incluso más allá del refinado sistema de combate. Mucho más lejos de todo eso, otorgan la posibilidad de construir la propia historia, el guión, durante toda una trilogía con nuestro personaje, nuestra personalidad, nuestras decisiones, y nuestra inmensa capacidad para vivir una aventura imposible, aquí, hoy mismo, sentados frente al PC o la consola, soñando y deseando que ojalá en algún momento de nuestras vidas pudiéramos ser el Capitán Shepard.

Un imprescindible a la altura del olimpo, obra maestra indiscutible y un suma y sigue para la compañía canadiense, una de las más grandes de la historia del ocio electrónico.

NOTA: 9.5

Metacritic: 9.4


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: